Crónicas de Jerusalén – Guy Delisle

Photobucket

QUÉ: Una visión sin prejuicios de Jerusalén, Israel y Palestina por uno de los autores más interesantes de la actualidad.

CÓMO: Es el cuarto álbum de viajes de Guy Delisle, y por si fuera poco ha ganado el premio al mejor Álbum del Festival de Angouleme 2012. Casi nada.

CUÁNTO: 26 lereles por más de 300 páginas; sale la kipá a dos con sesentaycinco.

DÓNDE: Léelo con ambas manos, porque no dudarás en utilizar la que quede libre para sacar la tarjeta de crédito y acercarte a la primera agencia de viajes que encuentres. Y ni se te ocurra hacerlo cerca de aeropuertos o ferrocarriles.

POR QUÉ: Cualquiera que haya leído ‘Pyonyang’ convendrá conmigo que es el mejor retrato que se ha hecho de la dictadura comunista de Corea del Norte. Recuerdo que su lectura hace un par de años me dejó impresionadísimo, tanto por las capacidades narrativas de Guy Delisle como por su valor periodístico al confirmar o desmentir algunas de las fábulas del que dicen que es el país más hermético del mundo.

Delisle tiene la capacidad de explicar de manera soberbia el asombro. El asombro frente a lo nuevo, el asombro frente a lo extraño, pero sobre todo el asombro frente a lo estúpido, ya sea una estación de metro suntuosa en un país con apenas unas horas de fluido eléctrico o una calle que debe cubrirse con malla metálica para evitar que la gente que pasea por debajo se convierta en una diana para las heces de sus vecinos.

Photobucket Dibujar cerca de soldados es una actividad peligrosa

Los días aciagos se vuelven aventuras de lo cotidiano y como lector uno recupera la ilusión por el exotismo que sentía de niño al ver a Tintín bajando de un tren en China, al leer a Spirou batirse en duelo en Palombia, o al contemplar como Pantera Negra repelía agresores en Wakanda. Todo eso que parece ya perdido por culpa de Google Maps te ciega en los diarios de viaje de Delisle.

El territorio en el que se encuentran Israel y Palestina es, además, un lugar sagrado para tres grandes religiones, un cuerno de la abundancia de arte, arquitectura e historia. Una maravilla que iremos descubriendo siempre que la página no deba pararse en la denuncia -siempre sutil, pero tan implacable como la realidad-, la anécdota o el conflicto. Porque Delisle tiene tiempo para explicar cómo vivió la operación ‘Plomo Fundido’ al tiempo que cuenta la elección de colegio de sus hijos. Y con esa naturalidad líquida se agarra a tus orejas y te susurra trescientas páginas.

Sigo pensando que Pyonyang es su obra maestra y la referencia para el subgénero durante muchos años, pero sin ninguna duda este ‘Crónicas de Jerusalén’ es uno de los mejores tebeos de 2011.

Photobucket

5/5 SEÑORAS QUE LLAMAN PUTA A OTRA

Anuncios

3 thoughts on “Crónicas de Jerusalén – Guy Delisle

Pues resulta que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s