Una muerte anunciada

La muerte de un personaje se ha convertido en un truco barato para llamar la atención en los cómics de superhéroes. ¿Tiene ahora el mismo impacto que muera alguien en un tebeo que el que en su día tuvieron las muertes de Gwen Stacy, Jason Todd o Fénix? Ni por asomo. Porque ahora ya sabemos que hay una puerta giratoria entre la vida y la muerte de los superhéroes, y sólo hay que encontrar el momento para cruzarla en uno u otro sentido. El impacto se ha convertido en rutina y se repite el truco cada dos por tres. Los superhéroes están un bucle parecido al Ragnarok de los dioses de Asgard, mueren para resucitar de forma cíclica. Y cada resurrección es menos creíble que la anterior.

Pero se sigue insistiendo en repetir la jugada. Además, si el que se va al hoyo es un personaje que tiene cierta importancia no dudemos de que la editorial lo anunciará a bombo y platillo a los medios de comunicación para que se hagan eco de la última ocurrencia. Se supone que esto atraerá lectores nuevos y será bueno tanto para la colección como para la editorial y los personajes. ¿Pero qué pasa cuando a alguien que sigue tus tebeos todos los meses le destripas la sorpresa con tu bonita campaña de promoción?

Se supone que una editorial debe tener respeto por sus lectores. O, por lo menos, debe parecerlo. Los lectores son los clientes, los que compran los productos que esa editorial saca al mercado. ¿Es respetuoso que la editorial adelante en la prensa el final de un tebeo que se editará dos días después? A mí no me lo parece. Pero no es la primera vez que esto sucede. Por los medios nos enteramos de que morirían Superman, el Capitán América, el Spiderman de Ultimate… la lista empieza ya a ser larga.

Portada del Batman Incorporated 8

Adivinad a quién matan en este tebeo…

Ahora, la novedad es que nos cuentan el final de los cómics antes incluso de que podamos leerlos. ¿Por qué lo hacen? Claramente, porque lo único que interesa es atraer la atención sobre los personajes, sobre las franquicias. A las grandes editoriales americanas les da exactamente igual vender 10.000 ejemplares más de un tebeo. Con lo que ganan dinero es con los muñequitos, con las licencias para hacer series, con las películas. Los cómics casi son lo de menos, así que les da lo mismo cabrear a unos centenares de lectores si atraen atención sobre los personajes.

Toda esta reflexión viene al hilo de una opinión publicada hace un par de semanas en el diario, respondiendo a una información que contenía un claro ‘spoiler’. Es evidente que, cuando uno hace crítica de un tebeo o escribe un artículo sobre él, no debe revelar sorpresas o giros argumentales relevantes. Lo mismo cuando hablamos de libros o de cine. Si conocemos el final de la historia debemos procurar no revelarlo, que cada cual lo descubra por sí mismo. Ya hay quien se encarga en internet de destripar todo aquello que se puede destripar y, quien quiera ‘spoilers’, sabe dónde puede encontrarlos.

Pero en este caso no estamos hablando de que alguien se lea el tebeo y decida contar el final. Es algo significativamente distinto: la editorial anuncia a bombo y platillo qué va a suceder en ese cómic. Le da la exclusiva al ‘New York Post’ y, en el texto, incluso hay declaraciones del guionista de la colección (que, si se presta a hablar sobre el asunto, será porque está de acuerdo). Al día siguiente, lo recogen las agencias de noticias. ¿Hay que preservar en este caso el secreto sobre el acontecimiento, cuando ni la editorial ni el autor lo han hecho? Sería un caso claro de acabar siendo más papistas que el Papa. Hay que intentar evitar los ‘spoilers’ siempre que sea posible pero, en este caso concreto y siempre que sea la misma editorial o los autores los que decidan revelar detalles significativos del argumento, yo diría que para el periodista o crítico… ancha es Castilla.

Anuncios

Pues resulta que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s