Diez tebeos para el Saló del Còmic

Ya estamos en abril y el Saló del Còmic de Barcelona está a la vuelta de la esquina. Prácticamente todas las editoriales han hecho público el listado de novedades para este mes y, como suele pasar cada año, para la principal cita comiquera del Estado se concentra la salida de una gran cantidad de tebeos interesantes. Aunque el mercado vaya cuesta abajo y aunque deberíamos estar todos corriendo en círculos ante el inminente apocalpsis tebeíl, hay muchísimos cómics que merecen la pena a la vuelta de la esquina.

El año pasado, para el Saló, me lié la manta a la cabeza y organicé un movidón con más de veinte especialistas escogiendo sus tebeos imprescindibles. Este año la cosa va a ser mucho más modesta: aquí servidor se ha repasado los PDF de las editoriales y ha escogido diez tebeos. Parece que estoy abonado a las listas, como si esto fuera un Newsarama de la vida.

No se trata de hacer crítica ni valoraciones, porque no he leído todos los tebeos de la lista. En algunos casos he seguido las series en versión original. En otros, los escojo por los autores o por recomendaciones que me han hecho a mí. Creo que me ha salido una lista de la compra bastante variada y potente.

Fatale (Panini)

Fatale

Aunque vamos a echar de menos a Ed Brubaker en ‘Capitán América’, nos queda el consuelo de poderle leer mes a mes en una serie como ésta. ‘Fatale’ es una historia de serie negra, de esas que le gustan al guionista, con toques de terror. Un hombre conoce a una mujer en el funeral de su padrino, un escritor de novelas de cierto éxito, y se obsesiona con ella: ese encuentro será su perdición. Porque esa misma mujer ya obsesionó a su pariente en los años cincuenta y no ha cambiado nada desde entonces.

Por momentos parece que estemos leyendo una novela negra de las que escribía el padrino del protagonista, pero en ese tipo de historias no suelen salir monstruos de pesadilla como los que Brubaker introduce en esta historia. La combinación entre un género y otro funciona mejor que bien. Y a los lápices, como siempre, el eficaz Sean Phillips. Ya estaban muy bien ‘Sleeper’ y ‘Criminal’, dos series de los mismos autores, pero ‘Fatale’ está un escalón por encima. Son 15 euretes de nada, idlos apartando de vuestro presupuesto.

Mr. Bulb (Planeta)

Mr. Bulb

Pasqual Ferry es uno de mis dibujantes favoritos, me compraría sus tebeos aunque le encargaran ‘Mi pequeño Pony’. Suya es una de las dos únicas páginas originales de cómic que tengo en casa, que conseguí hace más de 12 años y casi de rebote. Le he seguido en Marvel UK, en Superman, en las colecciones de mutantes, en Adam Strange, en Thor… Tengo el estupendo tomo que sacó Astiberri hace bastantes años, ‘Octubre’. Es un dibujante con personalidad y que es capaz de dibujar cualquier cosa de forma magnífica, pero que brilla cuando hay que echarle imaginación. Así que ahora que Planeta le saca un tebeo nuevo es una compra obligada, para mí y para todos los que apreciáis el arte de Ferry.

El planteamiento tiene su gracia: Mr Bulb, el protagonista, es la personificación de la idea, como concepto. En el cómic se irá encontrando con otros personajes que encarnan distintos sentimientos de los seres humanos e iremos viendo como Mr Bulb reacciona ante ellos. Es una reflexión sobre el sentir y el sentimiento, que por lo que he podido ver en los avances tiene algo de cuento. Pinta estupendo y por 15,95 euros es casi un regalo, que tiene 160 páginas.

Guía del mal padre (Astiberri)

Guía del mal padre

A Guy Delisle le conocemos por esos estupendos cómics en los que nos cuenta su experiencia en distintos países. Con todo el jaleo que hay ahora montado con Corea del Norte, uno no puede evitar acordarse de cómo era de triste el país que nos pintaba Delisle en ‘Pyongyang’. En sus dos últimas obras, las estupendas ‘Crónicas birmanas’ y ‘Crónicas de Jerusalén’, veíamos otra faceta del autor: la de padre. La mujer de Delisle trabaja en Médicos sin Fronteras y, como el trabajo de Delisle le permite quedarse en casa, hemos visto a sus dos hijos como parte de las historias.

Ahora este papel de padre es el protagonista del cómic. El dibujante canadiense se pinta a sí mismo como un padre bastante cabrón e irresponsable: por mucho que diga que lo que cuenta en el libro es “todo casi 100% verdad”, cuesta un poco creerlo. El sentido del humor de Delisle, su capacidad para recrearse en la anécdota más nimia hasta hacerla interesante, ya los conocemos y aquí le vamos a ver ejercitarlos a fondo. Seguro que no es el mejor tebeo del autor, pero habiendo leído sus obras anteriores no me cabe duda de que es capaz de hacer un buen cómic de humor. Cuesta sólo 12 euritos: seguro que en una tarde os gastáis más en cañas, que nos conocemos.

Ojo de Halcón (Panini)

Ojo de Halcón

El mejor tebeo de Marvel llega por fin en castellano. Ni Marvel Now! ni gaitas, ese puesto corresponde sin duda al ‘Hawkeye’ de Matt Fraction y David Aja. No estoy seguro de si estará disponible para el Saló, porque desde Panini me comentaron que salía a final de este mes. Vamos a suponer que lo podremos comprar en la Fira a partir del jueves que viene. De Fraction siempre había pensado que es un guionista correcto, más albañil que arquitecto. No te hará un tebeo soberbio pero tampoco uno malo. Pero con este serie he cambiado de opinión, porque ha demostrado que es capaz de hacer un tebeo soberbio y, lo que es más difícil, original dentro del universo Marvel.

No es un tebeo de superhéroes al uso: será raro ver al arquero con su disfraz de vengador y tampoco veremos demasiados supervillanos. Pero veremos acción, peleas, tiros, persecuciones a lo ‘The Italian Job’, matones y chicas peligrosas; nadie se va a aburrir. Si esto fuera una colección de Image sería igual de buena, pero tiene aún más mérito hacerlo con uno de los protagonistas de los Vengadores. Y, por si le faltaba algo a la serie, a los lápices está un David Aja que se consagra como uno de nuestros grandes. Un dibujo claro pero cargado de personalidad, una planificación perfecta y la capacidad de convertir cualquier página en una pequeña joya. No es necesario hacer miles de líneas y dibujar cada pliegue de la ropa en un tebeo, como hacen algunos: Aja pone los detalles donde hay que ponerlos. Yo cada vez que leo un nuevo número de ‘Ojo de Halcón’ veo al nuevo Mazzuchelli. Sin exagerar. El primer tomo de Panini vale 12 euros: sale la flecha a medio maravedí.

La hermandad de los historietistas del Gran Norte (Sins Entido)

La G.N.B. Doble C

Unos cuantos de mis autores de cómic preferidos ahora mismo son canadienses: Michel Rabagliati, Joe Matt, Chester Brown, Guy Delisle… y Seth. A este último lo descubrí gracias a Gerardo Vilches, que lo alababa cada vez que tenía oportunidad. Y con razón. Todavía no me he leído un tebeo suyo que me haya parecido menos que notable, aunque reconozco que tiene un rollo que puede que no le guste a todo el mundo. Porque lo que suele hacer Seth en sus tebeos es coger un tema que parece nimio y darle una vuelta tras otra. Mostrarnos todas sus caras mientras aprovecha para que los personajes y las viñetas nos cuenten lo que el propio autor tiene en la cabeza. Supongo que habrá a quien le parezca un pesao. Es capaz de hacer un tebeo sobre la vida de un locutor de programas sobre esquimales, sobre un vendedor de ventiladores, sobre um coleccionista de tebeos… y que todos resulten interesantes.

El que saca ahora Sins Entido está íntimamente relacionado con ‘Wimbledon Green’, que apareció el año pasado. Ambos tienen un ‘look’ y una presentación similar, y comparten también temática: si la primera construía una divertida historia sobre el coleccionismo de cómics, esta se centra en los autores que los concebían. Si nunca habéis leído a Seth, ya es hora de que lo hagáis. Creo que las dos últimas obras que le han publicado en España son un buen punto de partida. La edición que acaba de salir vale 20 euros: mejor invertirlo en tebeos que en droja.

Los proyectos Manhattan (Planeta)

Los proyectos Manhattan

Últimamente escribo muy a menudo sobre Jonathan Hickman, será porque está de moda. Y siempre digo lo mismo: que tiene muchas ideas, cosa que es buena, pero a veces parece que le salen de la cabeza a empujones y mete demasiados conceptos en un mismo tebeo. La prueba de que ideas no le faltan al hombre es que, además de estar ocupado en Marvel, tiene tiempo para sacarse de la manga series y más series en Image. Una de las últimas es ‘Los proyectos Manhattan’, de la que leeremos el primer tomo en castellano este mes.

El proyecto Manhattan fue el que desarrolló la bomba atómica en EEUU, dirigido por el científico Robert Oppenheimer. Lo que nos plantea Hickman en este cómic es: ¿y si la bomba sólo hubiera sido el más visible de una gran cantidad de proyectos científicos desarrollados para la guerra? ¿Y si se hubiera producido una guerra oculta entre científicos de ambos bandos en la Segunda Guerra Mundial? Y lo más bizarro de todo: ¿y si Oppenheimer hubiera tenido un gemelo asesino? Todo eso se mezcla en este cómic.

Dibuja Nick Pitarra, al que ya habíamos visto con Hickman en ‘The red wing’: a mí no me gusta demasiado, pero eso no me impide disfrutar el tebeo. Le han puesto al primer tomo un precio de 14,95 euros: un día os lleváis el tupper en vez de comer en el restaurante y ya casi lo tenéis.

¡Otra vez el Supergrupo! (Ediciones B)

Superlópez

De los álbumes más antiguos del Superlópez de Jan hay dos que los aficionados a los superhéroes recordamos especialmente: los que coprotagonizaba el Supergrupo, una versión bastante peculiar de los Vengadores. Había un Capitán América, un Iron Man, un Doctor Extraño, una Ms.Marvel y una Cosa que competían con Superlópez por quién era más patoso. Aquellos tebeos los guionizaba Francisco Pérez Navarro (Efepe), marvelita de pro, y estaban llenos de guiños y referencias a los cómics de superhéroes. Pero cuando la colaboración entre Jan y Efepe terminó, desapareció el Supergrupo.

El Supergrupo volvió hace unos meses, en un álbum que sacó EDT escrito por Efepe y dibujado por Nacho Fernández. El regreso fue algo agridulce, porque el cómic parecía estar terminado deprisa y corriendo, con un dibujo y un coloreado algo descuidados. Y, además, a la reunión faltaba Superlópez. Ahora vuelven con todas las de la ley: con el guionista reunido con Jan después de 30 años y con todos los personajes de nuevo juntos. Por si faltaban alicientes, el villano es un clásico que tiene uno de los mejores nombres que ha tenido nunca un malvado: Escariano Avieso. Cuesta solo 12 euros, no os pongáis rácanos ahora.

Thermae Romae (Norma)

Thermae Romae

Un poquito de manga para cambiar de tercio. No soy un gran especialista en cómic japonés, pero siempre sigo alguna serie. De las que vienen nuevas, llama la atención esta: la historia de un arquitecto de la época romana que se ve transportado al Japón actual a través de un portal espaciotemporal que comunica unas termas romanas con unos baños japoneses. El arquitecto, que había perdido la inspiración, usará esos viajes al futuro para recuperarla. Siempre está bien leer un manga que se salga de lo que más vemos en España, que suele ser ‘shonen’ o ‘shojo’ del más comercial y plano. Aunque, por ejemplo, yo prefiero leer algo tan simplón como ‘Toriko’ que las locuras de Shintaro Kago, que es un genio pero no me acaba de entrar.

A Mari Yamazaki, la autora, la hemos visto en los papeles hace poco con la versión en viñetas de la biografía de Steve Jobs. Merece la pena echarle un ojo, por ocho euricos que vale: es el precio de cuatro columnas de Euromillones. Reconocedlo, lo echáis cada semana y no os toca nunca.

Grandes preguntas (Sins Entido / Fulgencio Pimentel)

Grandes preguntas

Este es uno de los cómics que no he leído y que voy a comprar por las recomendaciones recibidas. Por eso y porque si ganó el año pasado el premio Ignatz a la mejor novela gráfica, por algo será. Me llama la atención el dibujo sencillo de Nilsen y la historieta de promoción que he encontrado en la web de Fulgencio Pimentel.

Grandes preguntas

Una página de ‘Grandes preguntas’.

Cachondo, ¿no? Humor inteligente, muchachada, que nos hace falta reír. Son 600 páginas de nada, con dilemas metafísicos y cuestiones parecidas a las que habéis podido leer. En la web de Sins Entido podéis encontrar más información y un resumen del argumento. Son 42 euros pero, ¿qué es eso ante la inmensidad de la nada? ¿Qué fue primero, la gallina o el huevo?

Krazy Kat: Celebrando los domingos (Norma)

Krazy Kat

Si habéis echado cuentas de lo que os costarían todas las novedades anteriores, ahora seguro que os descuadro el presupuesto: vamos a hablar de un tomo que vale 120 euros. Es una edición limitada de 750 ejemplares con una selección de las páginas dominicales de ‘Krazy and Ignatz’, una tira de prensa creada en 1913 por George Herriman. Un clásico del cómic, lleno de humor y surrealismo, protagonizado por un perro, un gato y un ratón que tienen entre ellos curiosas relaciones de amor y odio.

Con esta obra pasa lo mismo que con ‘Little Nemo’, cuyas páginas precisamente pudimos disfrutar en una exposición del Saló del Còmic del año pasado y que tiene una edición de Norma exactamente igual que ésta. Son historietas de hace un siglo, hay que tenerlo en cuenta antes de gastarse tanto dinero, pero como documento de la historia del cómic tiene un valor indiscutible. Es lo que es: una pieza de coleccionista, cara pero cuidadosamente seleccionada y editada.

Anuncios

2 thoughts on “Diez tebeos para el Saló del Còmic

Pues resulta que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s