El tebeo de Iron Man que nadie os ha recomendado

En ‘Iron Man 3’ vamos a ver a Tony Stark pasándolas canutas. Stark, el hombre que casi siempre ha estado debajo de la armadura de Iron Man, es especialista en los cómics en caer en desgracia. Los guionistas le han hecho de todo: le han quitado sus empresas varias veces, le han hecho alcohólico, le han postrado en una silla de ruedas, le han borrado el cerebro, le han matado y sustituido por una versión más joven (no preguntéis, fue en los 90). Algunos de esos tebeos están recogidos en la amplia selección que hizo la gente de Gencomics hace unos días.

Hay una etapa de la colección del personaje que no suele mencionarse entre los tebeos recomendables del Vengador Dorado, para mí de forma injusta. Probablemente tenga que ver con que no se ha reeditado material de esa época en España, quedando como única edición española la que hizo Forum en grapa, en los 80. Ni siquiera pueden leerse estos tebeos, de momento, en esa maravilla que se ha inventado Marvel que es el Digital Unlimited. Más de 10.000 tebeos de todas las épocas en tarifa plana por unos 45 euros al año.

(ACTUALIZACIÓN 29/04/13: Precisamente esta semana Marvel va a incluir en el Unlimited estos cómics, alguien me lee en Nueva York)

Cuatro años después de publicarse ‘El demonio en la botella’, la historia de la primera crisis alcohólica de Tony Stark, el guionista Dennis O’Neil repitió la jugada y subió la apuesta. El planteamiento es parecido en ambas historias: si David Michelinie usó a Justin Hammer para presionar y casi hundir a Stark, O’Neil inventaría a Obadiah Stane para cumplir la misma función.

Por mi mala cabeza, todo por mi mala cabeza

En realidad, si leemos la historia de la primera crisis alcohólica, veremos que tampoco hay para tanto. El alcoholismo de Stark es una trama secundaria que va cobrando importancia hasta acabar estallando y resolviéndose en un par de números. Lo que Stane hizo con Stark sí que le hundió de verdad en la miseria: primero le quitó su identidad superheroica, después su empresa y su fortuna, para acabar dejándole en la calle, alcoholizado y arruinado. La armadura pasó a manos de James Rhodes, que sería Iron Man durante más de 30 números y protagonizaría eventos importantes como las Secret Wars o el nacimiento de los Vengadores de la Costa Oeste. El antaño playboy Tony Stark acabaría viviendo en la calle, gastando sus últimos dólares en bebida y casi muriendo de hipotermia. El desenlace de la caída de Stark recuerda bastante al ‘Born again‘ de Frank Miller… que es un tebeo publicado dos años más tarde.

Al que no le guste el vino es un animal

Evidentemente, Stark se acabaría recuperando en todos los sentidos: se rehabilitaría de su adicción (y no volvería a beber hasta ‘Miedo encarnado‘), crearía una nueva empresa y una nueva armadura. Pero durante un año real entero, doce números, fue cayendo más y más bajo hasta tocar fondo. Ver al protagonista de una colección arrastrarse por el fango durante tanto tiempo no es algo frecuente.

Y, además de ver cómo Stark se destroza la vida, en estos cómics también encontramos lo que debe haber en un tebeo de superhéroes clásico: villanos y mamporros. Bola de Trueno, Firebrand, Vibro o incluso el Mandarín se pasean por la colección durante esta época, con la omnipresente sombra de Obadiah Stane persiguiendo a Stark hasta el enfrentamiento final entre ambos, en el número 200 americano. A algunos de los oponentes de James Rhodes en esta etapa, como los Hermanos Grimm o Termita, casi mejor los obviamos.

No se sabe si es el Mandarín o va disfrado para el Orgullo Gay

Que esta etapa sea la sucesora de la mejor época de Iron Man, la de Michelinie y John Romita Jr, no ayuda a que haya tenido mayor difusión. Cuando te acostumbras al caviar, las croquetas se las echas al perro. Pero Dennis O’Neil fue uno de los grandes en su tiempo y el dibujo de Luke McDonnell, aunque no sea el mejor de sus contemporáneos, cumple bien y es resultón. Quizá alguien se acordara de estos tebeos cuando se estrenó la primera película del Vengador dorado, por aquello de que el villano era en ambos casos Obadiah Stane. Si tenéis la oportunidad de leer estos cómics, empezad por el Iron Man 163 americano (el 17 de la primera serie de Forum): son 37 episodios a los que merece la pena echarles un ojo, porque probablemente pocas veces hayáis visto a un superhéroe tan hundido como lo está aquí Tony Stark, el Hombre de Hierro.

Anuncios

One thought on “El tebeo de Iron Man que nadie os ha recomendado

  1. Completamente de acuerdo. Aunque empieza algo titubeante esta tapa va en un continuo “in creschendo” hasta alcanzar una solidez increíble. Desgraciadamente el dibujo de McDonnel (que está estupendo en el Escuadrón Suicida) aquí no ayuda mucho. Pero O’neil hace un trajo espléndido. El nº 200 me parece uno de los mejores tebeos de Iron Man que he leído, alcanzando ya todo en conjunto cierto regusto al Born Again, sí.

    El propio O’neil comentaba humildemente que por aquel entonces estos tebeos se hacían un poco a matacaballo, pensando más en cumplir con las fechas de entrega que en otra cosa. Lo cual sólo hace que engrandecer las figuras que pululaban por aquel entonces por la casa de las ideas y la suya propia.

    Tebeos altamente disfrutables.

Pues resulta que...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s